NUTRICIÓN

¿Cómo se hace el atole de avena?

El atole de avena disminuye la inflación y mejora tu digestión.

Fuente: IG @muybuenocooking
Por
Escrito en COMIDA el

La avena es una planta milenaria que proviene de Asia central, actualmente es muy popular por sus beneficios para mantener un peso saludable y un sistema digestivo óptimo, esto se debe a su alto contenido en fibra por lo que es eficaz para reducir la absorción de grasas y azúcares que en consecuencia mantiene estables los niveles de glucosa y colesterol.

El atole de avena ayuda a disminuir la inflamación del vientre debido a su alto contenido en fibra lo que ayuda a mejorar la función intestinal, además de que contiene vitaminas B (timina), vitamina B2 (riboflavina), vitamina B6 y ácido fólico, vitamina E, así como hierro y minerales.

Esta planta es uno de los cereales más completos debido a todos los nutrientes y vitaminas tan favorables para nuestro organismo. Es el cereal con mayor porcentaje de grasa vegetal, el 65 % son ácidos grasos insaturados, y el 35% de ácido linoleico, por lo que contiene la cantidad de ácidos grasos esenciales que tu cuerpo necesita. La avena contiene fibra soluble, la cual ayuda a eliminar o reducir el colesterol "malo". La fibra soluble puede reducir la absorción del colesterol en el torrente sanguíneo. Por ello te compartimos la receta de atole de avena para que obtengas sus beneficios nutricionales. 

Beneficios de la avena: 

1- Es rica en antioxidantes, gracias a sus avenantramidas, unos polifenoles, exclusivos de la avena. 

2- Alimenta las bacterias buenas del intestino

3- Regula los niveles de azúcar

4- Te ayuda a reducir el colesterol

5- Te ayuda a mantener tu peso estable por su efecto saciante. 

Receta de atole de avena 

Ingredientes: 

1 litro de leche de vaca

1 raja de canela

1 lata de leche evaporada

1 lata de leche condensada

1 taza de avena

2 cucharadas de canela en polvo

Modo de preparación:

En una olla a fuego medio, calienta la leche con una raja de canela y la leche condensada sin dejar hervir, mueve constantemente para que la leche no se pegue y queme. Licúa la leche evaporada con la avena. Vierte la mezcla anterior a la leche caliente, sin dejar de mover cocina por siete minutos o hasta que la mezcla comience a espesar, es decir la avena se comienza a llenar del líquido. Sirve y decora con polvo de canela.