DECORACIÓN DEL HOGAR

Material reciclado: 4 ideas de macetas flotantes para plantas pequeñas

¿Tienes muchas plantas pequeñas que no sabes cómo acomodarlas? ¡Ocupa material reciclado! Te damos algunas ideas de macetas flotantes bonitas.

Ideas de macetas flotantes para plantas pequeñas con material reciclado.El material reciclado en casa puede convertirse en el refugio de tus plantas pequeñas. ¡Mira estas ideas de macetas flotantes!Créditos: serzen
Escrito en VIDA EN FAMILIA el

¿Buscas una forma creativa y sostenible de darle vida a tu hogar? Las macetas flotantes hechas con materiales reciclados son la solución perfecta. No solo son una alternativa económica a las tradicionales, sino que también te permiten expresar tu creatividad y darle un toque único a tu decoración. ¡Te damos algunas ideas perfectas para plantas pequeñas!

En esta nota, te compartiremos cuatro formas muy originales para crear macetas flotantes con cosas que seguro tienes en casa y estabas a punto de tirar a la basura. En caso de no tenerlas, las puedes encontrar fácilmente en algún mercado de pulgas o una tienda de accesorios vintage.

Además de las ideas para organizar bonito tus plantas pequeñas, te brindaremos un paso a paso para colgar tus próximas creaciones de forma segura y resistente. De igual forma, te damos una pequeña lista de otros tipos de material reciclado que puedes ocupar para adornas tu jardín, patio, ¡o cualquier área de tu casa!

¿Con qué materiales reciclados se pueden hacer macetas flotantes?

  • Botellas de plástico: de diferentes tamaños y colores son una opción versátil para crear macetas flotantes
  • Latas de aluminio: son livianas y resistentes, ideales para creaciones con un toque industrial
  • Envases de vidrio: los frascos de mermelada o tarros de café pueden resguardar plantas pequeñas con estilo vintage
  • Tetra Pak: reutiliza cajas de leche o jugo para compartimientos con diversidad de diseños
  • Muebles o utensilios viejos: desde ollas, tazas, teteras o incluso sillas colgadas, ¡las ideas son infinitas!

¿Cómo hacer macetas flotantes con material reciclado?

Macetas flotantes hechas con cajones viejos

¿Tienes un mueble viejo que estás a punto de regalar o botar a la basura? Antes de hacerlo, ¡prueba hacer unas macetas colgantes con sus cajones! Incluso no importa si no están en el mejor estado, pues la idea es colocar plantas pequeñas que sean más livianas y así aguanten estar colgadas en donde desees. Personaliza, ocupa mecate para colocarlas y asegúrate de hacerles agujeros en la parte inferior para el drenaje.

Créditos: Imagen tomada de Pinterest.

Macetas flotantes hechas con faroles vintage

Si eres fanática de visitar y comprar en tiendas o tianguis donde vendan artículos vintage, entonces no olvides adquirir algunos faroles viejos en tu próxima. ¿Por qué? ¡Pueden convertirse en un refugio muy peculiar para plantas como cactus o suculentas. Ya sea que decidas personalizarlos o dejarlos con su estética desgastada, cuélgalos con mecates y verás qué hermoso lucirán. 

Créditos: Imagen tomada de Pinterest.

Maceta flotante hecha con una lámpara de techo vieja

Si buscas una maceta flotante más grande para organizar muchas plantas pequeñas, puede que tengas una lámpara de araña vieja en casa que está a nada de convertirse en un desecho. Si es así o puedes comprarla, este material reciclado te dará un resguardo muy peculiar que llamará la atención de todos tus invitados.

Créditos: Imagen de Recreo tomada de Pinterest.

Macetas flotantes hechas con teteras

Otra idea muy linda y que le dará un aspecto muy rústico a tu jardín o patio son las teteras como macetas flotantes. La idea es colocar plantas pequeñas como cactus o suculentas y colgarlas en ganchos empotrados a la pared. Juega con sus tamaños, formas y disposición para una decoración muy linda.

Créditos: Imagen tomada de Pinterest.

¿Cómo colgar macetas flotantes?

  1. Elegir el lugar adecuado: busca una superficie resistente que pueda soportar el peso de las macetas. Ten en cuenta la luz solar que recibe el lugar. Asegúrate de que no haya obstáculos que puedan interferir con ellas y tus plantas.
  2. Fijar el sistema de suspensión a la maceta: dependiendo del sistema elegido (cuerda, alambre, hilo de pescar, imanes o abrazaderas), sigue las instrucciones específicas para fijarlo de forma segura. Asegúrate de que sea resistente y pueda soportar el peso de la planta y la tierra.
  3. Colgar las macetas: si usas cuerda o alambre, puedes atarlos a un gancho o clavo en la pared. Si usas hilo de pescar, puedes fijarlo a un soporte invisible para techo. Si usas imanes, asegúrate de que la superficie donde los vas a colocar sea metálica. Si usas abrazaderas, puedes fijarlas a una barandilla o a una tubería.
  4. Consejos adicionales: Usa un nivel para asegurarte de que las macetas flotantes estén colgadas rectas. Si vas a colocar varias juntas, asegúrate de que haya suficiente espacio entre ellas.

¿Qué te han parecido estas ideas de macetas flotantes hechas con material reciclado? Más allá de las latas o las botellas de plástico, puedes comprobar que muchas cosas que tienes en casa y ya no usas, pueden ser el compartimiento perfecto para tus plantas pequeñas. ¡Anímate a crear de forma sostenible! Encuentra más tips de decoración en nuestro Facebook.